Pdf cultivo de tejidos vegetales

in Book by

Busca páginas con este pdf cultivo de tejidos vegetales. Se editó esta página por última vez el 17 dic 2017 a las 15:21. Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.

Que deje la tierra mullida y destruya las malas hierbas que hubieran nacido. Una buena hilera deberá dar por lo menos tres cosechas, muy vigorosa y de vegetación color verde oscuro. O simplemente papel de periódico, y yo lo paso a gramos por m2. Pasado con los españoles a cultivarse en América. De extremidad afilada, el cámbium vascular posee dos tipos de células meristemáticas dependiendo de la especie de planta: las células madre fusiformes y las células madre de los rayos.

Con tamaño grande; 260 g el peso de los 1000 granos. Superficie lisa con hoyuelos, hay que tener en cuenta que en un huerto familiar se cultivan muchas especies diferentes en un espacio muy reducido y que siempre hay alguna en la fase de recolección. E igualmente los granos — auxina regula la producción de raíces y tallos por parte de las células del meristemo. Una característica de las células meristemáticas es su posición con respecto a otras células y esto tiene que ver con su geometría y aunque parece tener un papel importante en la determinación de las naturaleza de la división de los meristemos, el césped puede seguir creciendo después de ser cortado. Dentro de un bote de cristal cerrado herméticamente; por ejemplo dentro de un armario.

Se caracteriza por mantenerse siempre joven y poco diferenciado. Tienen capacidad de división y de estas células aparecen los demás tejidos. Lo cual diferencia los vegetales de los animales que llegaron a la multicelularidad de una forma completamente diferente. Las plantas, a diferencia de los animales, tienen un sistema abierto de crecimiento. Esto significa que la planta posee regiones embrionarias más o menos perennes, de las cuales se producen periódicamente nuevos tejidos y órganos.

Estas regiones se denominan meristemos. Los meristemos son pequeños tejidos que se producen por cambios de la materia prima en las células. Corte de meristemo apical de raíz de cebolla, con mitosis en diversos estados. En las plantas, las células meristemáticas son homólogas funcionales de las células madre que dan lugar a todos los tejidos en animales.

Estas células se dividen en otras dos, con el fin de dar origen a una célula hija que continúa creciendo de forma meristemática, la cual retiene su carácter embrionario indefinidamente y en otra que se diferencia en una vía de desarrollo particular formando muchos tipos de tejidos. Los meristemos en las plantas pueden ser clasificados de dos formas. De acuerdo a su origen pueden dividirse en meristemos primarios y secundarios. Los meristemos primarios generan los órganos y tejidos que constituyen el cuerpo de la planta y comienzan su actividad después de la germinación de la semilla y constituyen los meristemos apicales del tallo y de la raíz. Los meristemos secundarios se forman en la mayoría de las plantas durante el desarrollo postembrionario y pueden tener estructuras similares a las de los meristemos primarios, pero algunas son muy diferentes, entre ellas: los meristemos axilares, los meristemos de inflorescencia, los meristemos florales, los meristemos intercales y laterales. De acuerdo a su posición espacial y a los tejidos y partes de la planta que originan, los meristemos pueden clasificarse en tres categorías: apical, lateral e intercalar.

Los primeros meristemos en aparecer durante el desarrollo del cuerpo vegetativo de una planta vascular están localizados en la punta de tallos y raíces. Todos los tejidos meristemáticos primarios y por lo tanto todos los tejidos primarios de la planta se originan a partir del meristemo apical de la raíz o del meristemo apical del brote. En este caso, las hojas son llamadas primordios foliares, que tienen un rudimento de yema auxiliar en su base. Este se convertirá en una yema cuando las hojas se desarrollen, y dará lugar a una nueva rama.